POR QUÉ EL MUNDO DEBERÍA PROHIBIR LOS OGM

JUICIO A LOS OGM

POR QUÉ EL MUNDO DEBERÍA PROHIBIR LOS OGM

Prof. M.D. Nanjundaswamy (Presidente del K.R.R.S. – Organización de los campesinos del estado de Karnataka – y de la Fundación Amrita Bhoomi hasta el día de su muerte, el 3 de febrero 2004)

 

 

Las sociedades biotecnológicas a menudo afirman que los Organismos Modificados Genéticamente (OGM), en particular las semillas alteradas genéticamente son un gran progreso científico necesario para nutrir el mundo y reducir la pobreza en los países en desarrollo. Muchas organizaciones internacionales se comprometieron con políticas e investigaciones para reforzar y defender esta tesis.

La principal argumentación llevada adelante por los partidarios de la biotecnología es que los cultivos transgénicos harán aumentar notablemente las cosechas y harán disminuir el empleo de los pesticidas.

Se solicita a la biotecnología de solucionar los problemas causados por las anteriores tecnologías agroquímicas: resistencia a los pesticidas, polución, deterioro del suelo, etcétera.

CULTIVOS BT

Según la industria biotech, la ventaja de las plantas transgénicas en las que ha sido insertado, Bacillus Turingensis, es la sustitución de los insecticidas sintéticos ahora usados en agricultura para controlar los parásitos.

Pero el problema es que la mayoría de las plantas tienen diferentes plagas, por lo que aún tendrán que aplicar los insecticidas sintéticos, además de la toxina BT, para controlar las plagas que no son el objetivo previsto por la toxina BT. También se ha informado que muchas especies de parásitos que son el objetivo pretendido por la toxina BT se han vuelto resistentes a la toxina en sí; esto sugiere que puede haber aún más graves problemas de resistencia en plantas BT.

Todas las técnicas que los bioingenieros han sugerido para retrasar el desarrollo de resistencia en las plagas no han tenido ningún efecto.

La historia de la agricultura enseña que las enfermedades de las plantas, plagas y malas hierbas están aumentando con el desarrollo de los monocultivos y que los cultivos intensivos manipulados genéticamente destruyen la diversidad genética.

Las plantas Bt también tienen otros efectos nocivos sobre especies de insectos beneficiosos.
El mantenimiento de las poblaciones de plagas a niveles muy bajos, se traduce en hambre para sus enemigos naturales, ya que los depredadores y avispas necesitan una pequeña cantidad de plagas de la agricultura para sobrevivir en el ecosistema.
También se sabe que el polen de las plantas Bt transportado por el viento sobre la vegetación natural alrededor de los campos transgénicos puede matar a los insectos que no son el objetivo previsto por la toxina BT.

Las toxinas Bt se pueden incorporar en el suelo a través de las hojas descompuestas. Estas toxinas Bt activas que, a través de la descomposición de las hojas transgénicas, penetran y se acumulan en el suelo y el agua pueden tener impactos negativos en los invertebrados y los nutrientes terrestres y acuáticos en procesos cíclicos.

PLANTAS RESISTENTES A LOS HERBICIDAS

También en el caso de las plantas resistentes a los herbicidas, ha sido señalado que el empleo continuo de herbicidas puede generar problemas. Con su empleo repetido sobre una planta, aumentan enormemente las posibilidades que se desarrolle la resistencia al herbicida en las variedades de hierbas infectantes.

Además de eso la liberación sobre amplio margen de plantas transgénicas puede promover el traslado de transgénicos de las plantas labradas a otras plantas que pueden convertirse luego en plantas infectantes.

Hay evidencias de que el uso continuo de herbicidas como bromoxinilo y el glifosato (también conocido como Roundup, producido por Monsanto) causa defectos de nacimiento en animales de laboratorio, es tóxico para los peces y puede causar cáncer en los seres humanos, así que es tóxico para algunas especies en el suelo que no son el objetivo previsto por la toxina BT y también para beneficiar a los depredadores como las arañas, insectos, escarabajos, lombrices de tierra y los organismos acuáticos, incluyendo peces.

Puesto que se sabe que estos herbicidas se acumulan en frutas y tubérculos también derivan problemas de seguridad alimentaria.

EL MONOCULTIVO

La propagación a gran escala de plantas transgénicas conduce a la homogeneización a gran escala que a su vez conduce a un aumento de enfermedades de plantas, plagas y malas hierbas ya asociados con el monocultivo.

La práctica de monocultivo ha reducido la biodiversidad, con el resultado final de un ecosistema artificial que requiere intervención humana constante, en forma de entrada de producto agroquímico, que produce una serie de costes sociales y medioambientales indeseables.

Existe evidencia que el modelo de desarrollo agrícola para la exportación, excesivamente basado en el monocultivo y el uso intensivo de tecnología, ha tenido un impacto negativo sobre el medio ambiente. La parte superior del suelo siempre se pierde más, la diversidad genética se está erosionando y la contaminación química de los recursos del suelo y agua está en constante aumento.

Lo irónico es el hecho de que los mismos intereses económicos que promovieron la primera ola de la agricultura basada en la agroquímica están celebrando y promoviendo la introducción de la biotecnología como la segunda revolución verde.

LA SITUACIÓN EN INDIA

A pesar de que toda esta información está disponible, el gobierno indio se movió rápidamente para autorizar algunas variedades transgénicas de plantas de cultivo para uso comercial; el primero de estos fue el algodón BT. Esta autorización precipitada creo una euforia que, como era de esperar, fue desapareciendo gradualmente con los informes de los campesinos de los tres estados principales de la India.

En tres estados principales el algodón Bt fue eliminado por completo. El estado de Madhya Pradesh, el corazón del creciente cinturón de algodón en la India, ha sido testigo de un fallo total del algodón BT genéticamente modificado. Con un 100% de fracaso los campesinos desilusionados pidieron ser recompensados por la compañía que produce semillas.

En Maharashtra, el estado colindante de Madhya Pradesh, se repitió la misma historia. En el estado de Gujarat, hubo una fuerte infestación de los gusanos de algodón BT.

La bola de algodón Bt está empezando a explotar y los agricultores están empezando a cultivar el algodón tradicional que es más barato y rentable.

Con esta toma de conciencia de las consecuencias negativas de los cultivos transgénicos se ha convertido en una necesidad urgente la construcción de una alternativa.

Justo para oponerse y contrarrestar los efectos destructivos de la economía impuesta por las multinacionales que están extendiendo los transgénicos en todo el mundo nació en el estado indio de Karnataka, el Centro Internacional para el Desarrollo Sostenible Amrita Bhoomi (Planeta inmortal).

El Centro Amrita Bhoomi lucha contra las acciones nefastas de las multinacionales, haciendo renacer las tecnologías tradicionales, primero en la agricultura, en la medicina y la salud, de las variedades de animales, de la veterinaria.

La creación de este centro fue posible gracias a la colaboración entre la Fundación Amrita Bhoomi y la Asociación S.U.M. – Países Unidos del Mundo (www.associazionesum.it).

Descargue el libro gratis: EXPEDIENTE-OGM-e.pdf (21 descargas)

Centro Internacional para el Desarrollo Sostenible
Amrita Bhoomi (Planeta inmortal)

Related Posts