Nuevo estudio canadiense encuentra más de 100 sustancias químicas en los cordones umbilicales de recién nacidos

Nuevo estudio canadiense encuentra más de 100 sustancias químicas en los cordones umbicales de recién nacidos

Un grupo ambientalista canadiense ha analizado los cordones umbilicales de tres niños en Canadá y ha concluido que los niños canadienses ya son contaminados antes del nacimiento. El Environmental Defence ha analizado los cordones umbilicales de estos recién nacidos al nacimiento en las ciudades de Toronto y Hamilton y ha notado un gran número de sustancias químicas ambientales presentes en su interior.

La relación, titulada, “Pre-Polluted: A. Réport on Toxic Substances en the Umbilical Cord Blood of Canadian Newborns”, (“Pre-contaminante: Una Relación sobre las sustancias tóxicas en la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos canadienses”), ha sido publicada el miércoles. Se dice que el número de sustancias químicas nocivas halladas ha resultado igual a 137 y el número de contaminantes en cada uno de los cordones umbilicales del niño fue de 44 a 121.

Este descubrimiento levanta preocupaciones de que los recién nacidos  son expuestos a sustancias contaminantes en el regazo materno. El estudio dice que esto ocurre porque las toxinas químicas son penetrantes en el entorno y en los bienes de consumo. Algunos de estos contaminantes han sido relacionados al cáncer y a otros problemas relacionados al desarrollo.

 

Según los investigadores, los resultados son preocupantes. A diferencia de un adulto, un feto puede absorber elevados niveles de sustancias químicas a causa de su rápido crecimiento. Además, un feto no es capaz de eliminar las sustancias químicas en el modo más eficiente como un adulto, porque sus “mecanismos de desintoxicación” todavía están en fase de desarrollo.

“Ésta es la prueba que nuestros niños son hoy extremadamente vulnerables. Ya son cargados por una carga de sustancias químicas tóxicas antes de nacer ha declarado Maggie MacDonald, directora del programa “sustancias tóxicas” de la organización.

Una cuestión más preocupante, según el estudio, es que un feto atraviesa una rápida división celular. Algunas sustancias químicas nocivas imitan los efectos de las hormonas que desempeñan un papel importante en el correcto desarrollo del feto y mantienen un embarazo sano.

MacDonald, ha declarado que no es posible para las mamás en espera proteger a los mismos hijos de sustancias químicas tóxicas, porque estas sustancias químicas son demasiado difusas en nuestro entorno.

“Queremos decirles a las madres que no es su culpa si sus niños son contaminados con estas sustancias químicas tóxicas”, les ha dicho a los periodistas.

Las toxinas que han sido encontradas en cordones umbilicales en el estudio de los recién nacidos, eran retardantes de llama, plomo, plaguicidas organoclorados y perfluorados (PFC), una sustancia química encontrada en ollas antiadherentes, alfombras y tejidos anti-manchas, revestimientos sobre algunos embalajes alimenticios como palomitas de microondas, bolsitas y envolturas de fast food.

Además, algunos productos químicos prohibidos han sido notados en los resultados del estudio, sugiriendo que elementos químicos tóxicos pueden persistir en nuestro cuerpo y en el entorno por años.

El grupo ha expresado la preocupación respecto a los resultados de su estudio en cuanto los niños, han indicado, son expuestos a sustancias químicas en el regazo materno a causa de la difusa presencia de estos contaminantes en el entorno y en los bienes de consumo.

“Los canadienses deberían tener el derecho a vivir en un entorno limpio y sano. Pero nuestras pruebas indican que antes del nacimiento, nuestros cuerpos ya son contaminados por sustancias químicas peligrosas, algunas de las que han estado prohibidas por décadas.”

MacDonald dice que los consumidores pueden reducir los efectos de las sustancias químicas nocivas no comprando productos que contienen sustancias químicas como los tejidos con repelente, anti- manchas u ollas antiadherentes. “Obligando así a la industria a no usar más estas sustancias químicas en sus productos.”

Además, ha sugerido, los canadienses también tienen que expresar la necesidad de un cambio por peticiones y haciendo oír su voz. Y ha añadido que “los gobiernos tienen que intervenir probando la presencia de sustancias químicas en los productos antes de permitir su entrada en el mercado”.

Y cuando se ha decidido entre científicos y gobiernos que algunas sustancias químicas son tóxicas para los seres humanos, plazos claros y rigurosos tienen que ser regulados de modo que estas sustancias químicas puedan ser eliminadas de nuestras vidas” MacDonald ha dicho.

De estudios y pruebas que demuestran cuánto somos expuestos y contaminados por sustancias químicas hay muchos. Algunos de estos los hemos recogido en un eBook gratuito que pueden descargar libremente picando aquí sobre el enlace de abajo:

eBook gratuito:  “¿Sabes qué causan a la salud PESTICIDAS, HERBICIDAS y ABONOS QUÍMICOS?

¡No olvidemos que la amenaza más grande también viene y sobre todo de las comidas que tragamos cotidianamente que, si no son biológicas o ecológicas, son impregnadas con centenares de sustancias tóxicas sumamente nocivas para la salud humana!

¡Ser informados es un derecho/deber nuestro!

Fuentes de este artículo:

http://guardianlv.com/2013/06/umbilical-cord-study-finds-canadian-babies-polluted-before-birth/ (di Perviz Walji)
http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=newborn-babies-chemic

als-exposure-bpa&page=2

Related Posts

1 Comment on "Nuevo estudio canadiense encuentra más de 100 sustancias químicas en los cordones umbilicales de recién nacidos"

  1. ΝΤΕΤΕΚΤΙΒ ΑΘΗΝΑ | marzo 3, 2017 en 6:43 pm |

    Wonderful goods from you, man. I have understand your stuff previous to
    and you are just extremely magnificent. I actually like what you’ve acquired here, really like what you’re stating and the
    way in which you say it. You make it enjoyable and you still take care of to keep it wise.

    I can not wait to read much more from you. This
    is actually a tremendous website.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*