En peligro Nuestro Sistema Hormonal

botellas de plástico peligro sistema hormonal

EN PELIGRO EN NUESTRO SISTEMA HORMONAL

Muchos productos químicos a los que estamos expuestos todos los días ponen en peligro nuestro sistema hormonal siendo responsables de la propagación de enfermedades graves del aparato reproductivo. Se llaman “disruptores endocrinos“; son sustancias similares al estrógeno que “imitan” los efectos de las hormonas al interferir con el funcionamiento del sistema endocrino, en particular con los esteroides sexuales, el estrógeno y la testosterona.

Además del DDT, dioxinas, bifenilos policlorados y pesticidas que tienen un efecto destructivo sobre nuestro sistema hormonal, incluso muchos productos químicos encontrados en muchos plásticos que están en contacto directo con los alimentos, con el agua y con el cuerpo humano: los contenedores de alimentos y bebidas, tuberías de agua, rellenos para obturaciones dentales y prótesis. Investigaciones científicas recientes han demostrado que estas sustancias tienen efectos devastadores en el desarrollo fetal y son responsables del aumento de las enfermedades graves y malformaciones del aparato reproductivo. La tasa de infertilidad desde principios de los años 60 hasta la actualidad ha aumentado de 7/8 a 15% / 20%; los casos de cáncer testicular y endometriosis en mujeres también han aumentado. Además, el número de nuevos nacimientos de varones está disminuyendo.

¿BOTELLAS DE PLÁSTICO? CÁNCER DE PRÓSTATA

de Maurizio Blondet de www.effedieffe.com

 

El bisfenol A provoca en la próstata del feto anormalidades microscópicas que no se encuentran en el nacimiento. El bisfenol A es una sustancia ampliamente utilizada para las botellas de plástico, el relleno de los contenedores de conservas, tetinas para bebés y paquetes de alimentos. Se producen 2,8 millones de toneladas al año. Al parecer, ya se sabía que esta sustancia contaminaba los alimentos con los que entraba en contacto y se sospechaba que alteraba las hormonas sexuales humanas. Pero ahora un estudio ha encontrado que está conectado con el cáncer en particular de próstata. En la ingestión en la dieta humana en pequeñas cantidades, pero constante, el bisfenol es particularmente peligroso en mujeres embarazadas, alterando de manera crucial, pero invisible, el desarrollo de recién nacidos. La sustancia causa cambios microscópicos en la glándula prostática del feto, pero no se encuentran en el nacimiento. Los efectos se sienten con el paso de los años, en la vejez, la hipertrofia de la próstata y el cáncer. Los cambios también pueden causar malformaciones de la uretra.

 

En Italia son reportados cada año 11.000 nuevos casos de cáncer de próstata y 6.300 muertes por esta enfermedad, es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres, después del cáncer de Pulmón. El 60% de los casos se concentra en el norte del país, evidentemente más “avanzado” y por lo tanto más expuesto al bisfenol. En la todavía más “avanzada” Gran Bretaña, que tiene una población igual a la italiana, los nuevos casos de cáncer de próstata son 27.000 al año. El hecho es que el bisfenol es un estrógeno-similar, que “imita” la hormona femenina. Una pequeñísima cantidad de este plástico es suficiente, por lo tanto, en la vida fetal, para alterar el sistema genital de los varones.



El descubrimiento fue realizado por el equipo del profesor Frederick vom Saal, quien trabaja en la Universidad de Misuri. El grupo suministró a ratones hembras embarazadas pequeñas cantidades de bisfenol A, mientras que a otros ratones se les suministraba cantidades iguales de estradiol, la hormona utilizada en las píldoras anticonceptivas. El ensayo era para comprobar si ciertos daños en la próstata del neonato se producían cuando la madre, tomando la píldora, se quedaba embarazada accidentalmente. En vez, la prueba demostró que ambas sustancias alteran la próstata: y en pequeñas cantidades, mucho menos de lo que los humanos ingieren bebiendo en botellas de plástico. Y los italianos son los principales consumidores del mundo de la llamada agua mineral: 184 litros cada uno, a un costo de alrededor de 500 euros al año por familia (los alemanes no llegan a 145 litros).

Bisfenol A promueve el cáncer de mama

de Le Scienze

Los investigadores estudiaron los efectos de esta sustancia en las hembras de ratón. La exposición a una sustancia química que se encuentra en los plásticos podría aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de mama en las mujeres. Lo sugiere El estudio sobre ratones publicado en la revista “Endocrinology”, en la que la bióloga celular Ana Soto de la Tufts University y sus compañeros descubrieron que pequeñas cantidades de bisfenol A aumentan el desarrollo del tejido mamario. En los humanos, la alta densidad del tejido mamario se considera un factor de riesgo para el cáncer. El bisfenol A se encuentra en muchos tipos de plásticos y, como resultado del calentamiento, puede penetrar en los alimentos. La sustancia también está contenida en algunos productos dentales y en revestimientos de latas. Las industrias comenzaron a usarla en la década de 1950, pero los científicos descubrieron recientemente que la sustancia imita a la hormona estrógeno. Debido a que el estrógeno juega un papel crucial en el desarrollo del sistema reproductivo y otros órganos del feto, los investigadores temían que la exposición al bisfenol A en el útero pudiera causar problemas.

Un estudio reciente reveló que los ratones machos expuestos de esta manera al compuesto artificial tenían niveles anormalmente altos de crecimiento de las glándulas prostáticas. Otro grupo de investigadores estudió los efectos de esta sustancia en ratones hembra. Los científicos plantearon la hipótesis de que el bisfenol A pod

ría hacer que los tejidos mamarios sean más sensibles a los efectos del estrógeno. Los experimentos muestran que los ratones expuestos al compuesto en el útero desarrollan significativamente más tejido en algunas partes de las glándulas mamarias.

 

http://www.associazionesum.it/bottiglie%20di%20plastica.htm

Related Posts